Methkal

Tiene 27 años, es de la ciudad siria de Homs, y se graduó como ingeniero eléctrico. Vive atrapado en Grecia y le han denegado la solicitud de asilo. Escribe poemas en inglés.

 

Methkal Khalawi hace un año tuvo que marchar de su ciudad natal, Homs. Los bombardeos habían destruido el centro histórico y gran parte de las viviendas, y vivir allá cada vez se hacía más difícil. Él es el pequeño de una familia de ocho hermanos. Desgraciadamente, sólo Methkal y otro de sus hermanos han conseguido marchar de Siria, debido al elevado coste económico que supone abandonar el país.

Methkal tiene 27 años. Desde siempre, había sido de los mejores tanto a la escuela como en el instituto. Consiguió graduarse como ingeniero eléctrico con muy buenas notas. Después también estudió dos años de literatura inglesa, a pesar de que, como la guerra ya había empezado, no pudo asistir a muchas de las clases. Antes de que estallara el conflicto, llevaba una vida como la de cualquier de nosotros: quedaba con los amigos y los familiares, paseaba por su apreciada ciudad, iba a trabajar, miraba películas...

 

Vivir en un régimen

Pero el régimen del Bajar al-Assad era muy represivo. A partir del 2010 empezaron a haber manifestaciones en contra de las injusticias del presidente sirio y del alcalde de Homs, acusado de corrupto. Todos los jóvenes participaban en estas protestas, que en sus inicios eran pacíficas.

Simultáneamente también se produjeron en más ciudades sirias como Damasco o Alepo. Un día, el gobierno decidió abrir fuego contra los manifestantes en Homs. Aquella noche, murieron centenares de personas; Methkal y sus amigos casi no sobreviven y, de hecho, uno de sus amigos murió entonces. A partir de aquel momento, las protestas pasaron a ser armadas, dando lugar a la guerra. Methkal ya no participaba en las manifestaciones, no es partidario de la violencia. Progresivamente, vivir en Homs se fue complicando.

 

Secuestrado dos veces

Además de los múltiples bombardeos de Assad, numerosos grupos terroristas se aprovecharon de la situación caótica de la ciudad: secuestraban civiles para pedir a cambio de sus vidas elevadas cantidades de dinero. Methkal, de hecho, fue secuestrado dos veces; Afortunadamente, su familia disponía de suficiente dinero para pagarle los rescates.

 

Víctima del acuerdo UE-Turquía

Por todo esto, Methkal decidió huir. Una vez llegó a Turquía, se quedó unos tres meses. Trabajaba pero, según él, en condiciones similares a la esclavitud. Así que apostó por cruzar el mar. Llegó a la isla griega de Quios y al cabo de dos meses hizo camino hacia el norte, con la intención de cruzar la frontera. Desde septiembre que se encuentra en un campo cerca de Salónica. Se le ha denegado la solicitud de asilo, puesto que llegó cuando el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía ya se había cerrado. No sabe qué será de su futuro.

Ahora, su día a día es esperar. Durante lo que parece una espera interminable escribe poemas y mensajes para Europa, y hace de traductor de árabe a inglés para ayudar a los refugiados que quieren aprender el idioma. Pero, sobre todo, rememora los recuerdos de cuando tenía una vida que le gustaba, una vida digna, decente y que valía la pena.

Uno de los poemas escritos por Methkal es este (el original en inglés, debajo la traducción al castellano):

“Stay strong 

Have hope 

I'm with you” 

My friend said to me

I smiled , I was hiding behind this smile

A flawless river of sadness

But I have to smile 

What can I do 

No need for others to drawn in my grieve

Sitting alone in my tent waiting for salvation

Yes let me leave this life 

soundless

Noiseless

I don't want to be remembered

I want to leave

Forget me my tent

You were my friend all this time 

You who I told all my secrets

You who trust the most

How many nights we stayed together 

I remember no more

I can't stand my life

I can't stand people anymore

You are my lone friend

Please keep my secrets

Don't cry my tent

It's not your fault

It's this world fault

It's my fault

My fault that I was born in this time and place

I'm sorry to make you sad

Please my tent please forget me

There are others like me 

A lot 

Others will come 

And you will hear their stories 

And they will leave again

Our misery will not end

I'm sorry for this

I know this is not fair 

I'll leave and you will stay

But one day you will leave too

So we can meet again

My dear tent

 

Traducción:

“Se fuerte,

ten esperanza,

estoy contigo"

Me dijo un amigo

sonreí, escondiendo un río de tristeza

pero tenía que sonreír.

¿Qué puedo hacer, si no?

No necesito que los otros me acompañen en mi duelo

sentado solo en mi tienda, esperando ser salvado.

Sí, déjame tener esta vida

silenciosa

sin ruido.

No quiero ser recordado.

Quiero irme.

Olvidar mi tienda.

Fuiste amiga mía todo este tiempo,

te expliqué todos mis secretos,

fuiste en quien más confié.

Cuantas noches estuvimos juntos,

ya ni lo recuerdo.

No puedo soportar mi vida,

no puedo soportar más a la gente.

Tu eres mi única amiga,

por favor, guárdame los secretos.

No llores, tienda mía,

no es tu culpa.

Es culpa del mundo,

es culpa mía,

es culpa mía haber nacido en este momento y en este lugar.

Siento entristecerte,

por favor, tienda mía, por favor olvídame.

Hay muchos más que yo.

Vendrán de nuevos

y oirás sus historias

y se irán, también.

Nuestra miseria no acabará

lo siento.

Se que esto no es justo,

me iré y tu te quedarás.

Pero un día tu también te irás

y nos reencontraremos,

mi querida tienda.

 

Text i fotografia

Clàudia Ferràndiz